Biocélula higienizadora

GESTIÓN DE PURINES

La célula higienizadora permite reutilizar la fase sólida del purín como material de cama para los cubículos. De esta forma, conseguimos reducir el volumen de residuo a gestionar y por otro lado, conseguimos un ahorro muy importante frente a otros materiales tradicionales de encamado, como la arena o la paja, al mismo tiempo que aportamos una cama muy confortable y totalmente higiénica para las vacas.

Ficha técnica

Las características técnicas de la biocélula se resumen en la siguiente tabla:

4 capacidades diferentes

Nos adaptamos a diferentes tamaños de explotación:

  • HBC 2.500: Hasta 1.250 vacas
  • HBC 1.000: Hasta 500 vacas
  • HBC 500: Hasta 250 vacas
  • HBC 250: Hasta 125 vacas
Producción

Hasta 20 Tn/día de sólido higienizado

Higienización

Se garantiza la pasteurización (1 hora a 70ºC)

Secado

Hasta un 55% de material seca

Bajo consumo de energía

Bajo consumo de energía, con un máximo de 10,5 kW en el modelo HBC 2.500

Los puntos fuertes de la biocélula son los siguientes:

Calidad constante

El sistema de control electrónico de la biocélula asegura la higienización del material gracias al proceso de pasteurización que se da en su interior.

Ahorro de costes
Está tecnología permite conseguir un ahorro muy importante al utilizar la fase sólida higienizada como material de encamado frente a otros materiales como la arena o la paja, permitiendo amortizar el coste de inversión en pocos días.
Mejor gestión de los purines

La cantidad de purín para gestionar se reduce notablemente ya que no se aporta material externo por lo que nos evita la necesidad de disponer de grandes superficies para la gestión del purín

Fácil de utilizar
La biocélula es fácil de instalar y de utilizar, gracias a su intuitivo y sencillo sistema de control.
Ahorro de espacio en la explotación

La biocélula produce producto higienizado diariamente por lo que no es necesario grandes estructuras para el almacenaje, tal y como ocurre con la paja.